sábado, 28 de junio de 2014

Dos realidades, dos pueblos en un mismo lugar: Cabo Pantoja – Torres Causana - Maynas


 INEQUIDAD: Dos realidades, dos pueblos en un mismo lugar: Cabo Pantoja – Torres Causana - Maynas




Recorriendo una vez más los pueblos del Alto Napo suelo conversar con la gente, escucharlos, trato de entender la problemática que resulta muy difícil y complicada por varios motivos. Lo cierto es que no me dejo de sorprender por todo lo que pasa cuando llego a la localidad de Cabo Pantoja.

Esta localidad está ubicada en la misma frontera con el Ecuador, en pleno río Napo. Cabo Pantoja es la capital del distrito de Torres Causana. Pequeña por la cantidad de familias que en ella habitan. Grande por sus múltiples problemas que representa. Por ser capital del distrito más alejado y fronterizo por esta parte del Perú, Cabo Pantoja no deja de ser un lugar para dedicarnos un poco a investigarla y conocerla.

Hace casi dos años sucedió un hecho más que relevante. Nació una nueva comunidad nativa kichwa llamada Dos Fronteras frente a Cabo Pantoja. Fue un febrero del 2012 que aproximadamente unas 20 familias de la etnia kichwa (mayoritaria población en el Alto Napo) decidió separarse de Cabo Pantoja por razones más que suficientes. El primer apu, que ejerce el cargo de Juez de Paz en el distrito de Torres Causana, decide con un grupo de pobladores reunirse y separarse de la capital del distrito señalando que: Por estar ubicados al frente de la localidad, al otro lado de la banda del río Napo eran familias no atendidas por el gobierno local: “los beneficios que llegaban a Pantoja no llegaban a nosotros”, es el testimonio de uno de sus pobladores. Con el apoyo del profesor bilingüe, Wilder Condo Capinoa, se logró recoger en kichwa (que fueron traducidos por el profesor) los testimonios de la población que señala: “Somos familias olvidadas. Somos de la raza kichwa. No queremos perder nuestra cultura. A nuestros hijos en la escuela no se les enseña en nuestra lengua. Queremos recuperar nuestra cultura ancestral, nuestros valores. Frente al abandono que vivimos por parte del estado y de los gobiernos locales y regionales decidimos formar una nueva comunidad. ORKIWAN nos ha apoyado en nuestra decisión. A Pachayaya – Dios – las gracias porque nos ayudó en todo esto”.

El distrito de Torres Causana ha tenido cuatro alcaldes kichwas. Al parecer más de uno con grandes dificultades en ejercer su función. El mundo mestizo por lo general se quiere imponer. Las leyes occidentales quieren regir la vida de pueblos amazónicos que ni conocen lo que pasa, ni saben los contenidos de estas leyes. El tema es que se quiere legislar y tomar decisiones en un lugar que por historia ha sido y es abandonado por el estado. Ni siquiera la presencia del Ejército Peruano (EP) representado por el Batallón de Selva N° 27 – TACNA es garantía para una vida segura y digna. El EP por lo general ajeno a los reclamos de estas minorías solo se ha dedicado a “cuidar/proteger” la frontera, y cuando llegó la empresa petrolera , al parecer, a dar seguridad y confort a ella.

Cuando la empresa petrolera SubAndean estaba por la zona, al llegar a Cabo Pantoja uno podía ver dos realidades terriblemente opuestas: al frente, unas familias kichwas sin agua segura, luz, y otros servicios básicos, sin escuela, buscando afianzarse como pueblo indígena en medio de sus valores y de su cultura. En la parte que corresponde al BIS 27, afincados allí los servidores de la petrolera con todas las comodidades que uno ni se imagina: Luz las 24 horas, agua tratada todo el tiempo, cocineros y comida a las horas, internet, teléfono, pintaron las instalaciones de la villa militar para ubicar allí a sus ingenieros y grandes funcionarios de la empresa. Un mundo totalmente aparte.

Y en medio de todo esto, un gobierno local ausente, silencioso, cauto por momentos. El actual alcalde, profesor Gabriel Ashanga Jota, profesor bilingüe, director de la IE N° 60329 – Monterrico de Angoteros, tratando de justificar al pueblo kichwa que lo eligió los gastos hechos en su gestión, no deja de ser un gobernante presa de sus asesores. Edward Tang, ex alcalde del distrito de Mazán, entre otros con “poder casi absoluto” hacen y deciden lo que se gasta o realiza en el municipio de Torres Causana.

En esta parte del Perú, la frontera está abandonada. Pueblos que viven en extrema pobreza resisten frente al avance del poder económico y las políticas extractivas que existen y que han priorizado el petróleo antes que la vida digna de los peruanos y peruanas de esta parte del país.

Algunos asuntos que nos debe llamar la atención:

-          El local municipal está en abandono. No funciona casi nada. Solo el registrador civil.

-          La ausencia del alcalde es continua. Probablemente por tantas “gestiones” en la ciudad de Iquitos.

-          Una Policía Nacional que recientemente ha construido su local para atender a la población. Por mucho tiempo su lugar fue una pequeña oficina en el municipio.

-          Un Centro de Salud que atiende casos casi de Tópico. El gobierno regional recientemente entregó una ambulancia con un motor que ya no funcionan. Carentes de medicinas y de personal médico para ser un Centro de Salud de ese nivel. Serumistas intentan dar la cara con lo poco que cuentan.

-          Una lancha, la Moto Nave Cabo Pantoja, con varios meses estancada y deteriorada sin servir a la población agrícola. Cuando uno la mira la desconoce. La población no entiende todavía porque de ese descuido. Una chatarra vieja que no vale.

-          Una institución educativa que lucha por mantener sus metas de atención. Los niños y niñas kichwas han sido retirados por sus padres de la nueva comunidad Dos Fronteras para recibir educación bilingüe allí. Una escuela inicial en abandono por más de tres años. Una reciente profesora contratada sin título que la justifique intenta algo.

-          Una pista para avionetas abandonada por años. Recientemente la Marina de Guerra del Perú se ubicó allí para hacer presencia con un marinero que la representa.

-          No hay QALI WARMA. Desde que empezó este programa social los niños y niñas no disfrutan de estos alimentos. Y el MIMP y el MIDIS se jactan que trabaja por la niñez.

-          Aguas del río Napo contaminadas a causa de los derrames ocurridos en la parte del Ecuador. Son varios derrames que han ocurrido en el Ecuador y nadie dice nada.

-          Una población amenazada por la presencia y las operaciones extractivas que se realizarán en el ITT Yasuní, ubicado en el Parque Nacional Yasuní. Justo en plena frontera con el Perú. Un tema que en el lado peruano nadie comenta por el desconocimiento que hay. Gravísimas situaciones vivirían los pobladores del Alto Napo frente a un posible derrame petrolero en esta parte del país.

ELABORARÁN INFORME SOBRE DERECHOS HUMANOS EN LA PANAMAZONÍA

Por Roberto Carrasco, OMI para la REPAM, 02/08/2018 “Existe la necesidad de dar una respuesta conjunta, donde cada uno pone lo que ...